Poema a La Piedra por Ysar...

La piedra donde nació el viento

El agua como el viento siempre
Encuentra el camino de la menor resistencia
Interna
Externa
En tierra
En mar
En aire
En ti
En mi
En nosotros
S. I. N
R E S I T E N C I A

Piedra del viento....
Sin resistencia
Naciste viento
En noche de luna llena
Presagiado por el árbol sabio
De la cala de las Salinas
Tierra entonces desconocida
Sonidos quedos.
Conocidos versos susurrados en la orilla a las olas
nuevas que arribaban aquel día
Cayo la tarde
Soles y sombras llegaron
Arrastrados por las nubes
Aguas de rios y lagos
 de África traídos por las corrientes del océano 
 y  los rios amarillos de la China
Viajaron por el Indico
Hasta llegar a La Isla de Ibiza

Y con ellos vinieron 
de tierras lejanas
Peces tropicales y aves del desierto
Estrellas doradas y cometas de invierno
Fluyó el día 
Y en el abrir de la noche
De luna abierta 
Se rompio el silencio.

Una piedra tallada con juegos
Escondida para abrigar el tiempo
Espíritus de Vida Infinita
Raíz de la tierra con el cielo

Respiro vertical

las gotas a tus pies
Del Mar

Respiro abierto
Y una Sonrisa de labios plateados
Al cielo
Risas infantiles
Imágenes de sirenas y dragones
Delfines acróbatas
Virtudes y Emociones
Canciones de sirenas.
Respiros lentos, 
en el Origen 


Y Se iluminaron los rayos de las estrellas del cielo
Suspiró la luna y
Nació el 
I
E
N
T
O

Norte
Sur
Este
Oeste

Amigo del Mar, Tierra, Fuego

Y todos...celebraron
Grandes OLAS de festejo!!!
alturas infinitas
Entre crestas y senos.
Días y noches 
Viento eterno....


Y nosotros 
En la cala de las Salinas
Allí en la orilla
En silencio...
Esa noche de viento calido
Sentidos abiertos

Recordábamos aquello..

Era luna llena
Velas a ti piedra del viento
 Cánticos de dioses hindúes
Almas de marineros
Para adorarte....
Para agradecerte
Para ofrecerte
Respeto

Cerca 
L e j o s
Libres de artificios
Desnudos a ti
Pidiendo
despiertar nuestros ojos 
Velados y oídos ciegos
Y que dancen
Nuestros corazones sinceros

Piedra donde nació el viento.

Vuelven las aguas que acarician
Tu templo
Nuestros pasos de caminar
Se alejan
Paso tranquilo y ligero
Respiramos
Y volvemos al mar
Y Respira contigo viento
Siempre Amigo 
nuestro velero
Usted Primero.

Cullera
22/8/2011
Isabel Ariza Crespo

Comments