Inicio‎ > ‎Agua Pasada‎ > ‎Libros de Bitácora‎ > ‎

Sicilia (empieza desde abajo)

20.- Llegamos a Mallorca

publicado a la‎(s)‎ 8 mar. 2011 16:00 por Israel Cabrera   [ actualizado el 8 mar. 2011 16:01 ]

Martes, 8 de marzo de 2011. HRB 2013. Israel

A través del teléfono Thuraya hemos contactado con mi amigo Max para que nos informara de las previsiones del tiempo para la zona que navegábamos. 40 nudos durante los próximos tres días.

Como el temporal lo llevamos de popa, hacemos velocidades impensables.

Hace diez minutos he puesto este trasto a 15,1 nudos. Si me lo cuentan, no me lo creo.

Nuestra última desgracia es que habíamos atado como pudimos la vela mayor al palo con la driza del spinnaker y esta se ha soltado. Ahora va colgando de banda a banda, pero no nos importa. Vuelve a ser noche cerrada y ya estamos enfilando el canal entre Mallorca y Cabrera.

La dueña del barco nos ha dicho que nos invita a una noche de hotel bueno en Mallorca, creo que va a ser lo mejor que me ha pasado en la vida.

Acabo de dejar mi guardia en manos de Juan, y luego nos toca a ambos cuatro horas más, por lo que estimamos llegar ya a puerto, con nuestro maltrecho cascarón, nuestros doloridos huesos y nuestras ropas mojadas.

El temporal aquí en Mallorca se deja notar con olas de más de 4 metros, aunque nada comparado a lo de esta mañana. Creo que el mal de tierra va a ser de escándalo.

He podido hablar al fin con Paul un par de minutos. Estaba preocupado.

A media tarde nos han llamado de Salvamento Marítimo Italia y después de Salvamento Marítimo España. Resulta que la madre de Andrés también estaba preocupada y ha movido Roma con Santiago para localizarnos vivos. No hay nada como una madre. Un besito muy cariñoso para la mía que ya me falta hace 8 años casi pero viene siempre conmigo, en mi corazón.

El caso es que tenemos que avisar a Salvamento Marítimo de que ya estamos casi casi costeando Mallorca para que no hagan ningún despliegue de medios.

Aquí vamos a reparar la jarcia, el motor de arranque, las velas, el escotero de mayor, los pasamanos, y poco más, pero igual nos detiene unos días este temporal que estamos viviendo.

Yo pienso que deberíamos seguir ya hasta Ibiza, distante de nosotros unas 80 millas, pero la tripu está ya más que cansada y Juan se niega en redondo. No me extraña.

Dentro de poco entraremos en cobertura Movistar. Podré leer mis correos, publicar este diario y llamar a mis queridos seres queridos. Ya va siendo hora…

Puesto que no tenemos cartografía de la zona, voy a utilizar el iPhone para ver por dónde vamos. Un abrazo y hasta ahora.

19.- Todo peta

publicado a la‎(s)‎ 8 mar. 2011 15:59 por Israel Cabrera   [ actualizado el 8 mar. 2011 16:00 ]

Martes, 8 de marzo de 2011. HRB 1019. Israel

Efectivamente, anoche me caí de la litera. Salí a la bañera y ahí empezó nuestra odisea: llevábamos toda la mesana arriba. Arriarla fue una aventura de 35 minutos donde petaron 4 patines, pero eso no es nada.

A lo largo de la noche las condiciones han sido más que duras, y se ha reventado el carro de la mayor –se ha arrancado!-, la mayor (iba con 3 rizos) se ha rajado y ha perdido todos sus patines salvo el primero, los guardamancebos de ambas bandas han reventado, la contra de la botavara ha reventado, todo dentro del barco está por los suelos, la escalera de baño fue alcanzada por la escota de mayor en una trasluchada y está también reventada, tenemos mar gruesa muy muy incómoda y hemos puesto rumbo a Mallorca a ver si podemos reparar algo de lo que queda. Algunas cosas las hemos apañado, pero en condiciones muy penosas: las olas por encima de la cubierta, el viento y el mar en los ojos, con arnés de seguridad…

Ahora estamos rezando para que no pete el brazo hidráulico del timón, pues este timón no va con guardines, sino con un circuito hidráulico. Sin eso, estamos perdidos. Y eso, está trabajando de lo lindo. Por otro lado no podemos arriar vela. Otra putada.

Por la noche, Juan estuvo muy a la altura de los buenos navegantes, sin separarse de la rueda durante horas. Andrés ha tirado la toalla respecto al barco: creo que con llegar todos vivos le es más que suficiente. Ya se verá en tierra.

Y  bueno, aquí estamos, sin cenar, sin desayunar y con pocas perspectivas de tener un rato agradable en las próximas horas. Al menos ahora es de día.

Por supuesto, no nos hemos cruzado a nadie…

18.- Arrecia el temporal

publicado a la‎(s)‎ 8 mar. 2011 15:57 por Israel Cabrera   [ actualizado el 8 mar. 2011 15:58 ]

Lunes, 7 de marzo de 2011. HRB 1954 Israel

Bueno, bueno, bueno… parece que estamos metidos en un marroncete por ir de marisabidillos y lanzarnos sin datos de meteo.

No es que la cosa sea grave, pero el viento ha subido en nuestra popa considerablemente, y con él, las olas.

El horno de sobremesa de la cocina se ha ido a tomar por culo al suelo. La cafetera también. Mi ordenador también.

Rizando la vela mayor en previsión de tiempos peores, hemos embarcado una ola que nos ha empapado a Andrés y a mi hasta la cintura. La maniobra del Octopus es terrible y te obliga a recorrer la cubierta para hacer cualquier cosa.

En la toma de rizos, donde también hemos quitado el aparejo que había improvisado esta mañana para tensar el obenque alto, una sacudida de la escota de génova ha roto el guardamancebos, así que al volver a la bañera me he encontrado que estaba agarrado sencillamente a nada. Casi me da algo, pero bueno, lo hemos reparado y ya está.

Ahora, tenemos olas en la aleta bastante buenas, la verdad, pero creo que esto no ha hecho más que empezar…

Mi guardia es de 2 a 6 de la madrugada, así que voy a intentar dormir un poco sin caerme de la cama. Ah! Tampoco hay agua caliente!! Si te encuentras en tu casa hazme un favor: pégate una apacible ducha calentita y ponte en tu sillón favorito con una manta. Y recuerda a los que estamos empapados por las olas, pensando en ti y en tu duchita…

Había una amiga que me decía “joer mientras la gente redacta su testamento tú te pones a hacer lentejas”, jajaja. Y otro señor, fabricante de velas, me dijo un día “Israel, navegar es la manera más cara de pasarlo mal…”. Qué crack! Ahora no da ni para hacer lentejas!

17.- Dejamos Túnez

publicado a la‎(s)‎ 8 mar. 2011 15:49 por Israel Cabrera   [ actualizado el 8 mar. 2011 15:50 ]

Lunes, 7 de marzo de 2011. HRB 1617. Israel

He pasado gran parte de la guardia a la rueda hasta que le he sacado más de 10 nudos a este cascarón (luego se verá que pasamos los 15 nudos). Hemos improvisado un tensor de obenque alto para poder sacar todo el trapo sin que el palo cimbree de la preocupantísima manera en que lo hacía.

Además, a primera hora de la mañana, hemos parado el motor y hemos descubierto que el motor de arranque no funciona. Lo han apañado mientras yo dormía.

El viento está rolando hacia nuestra popa y ya hemos dejado Cerdeña en nuestra aleta de estribor sin siquiera divisar tierra. Al final nuestra derrota se ha desarrollado por la zona más meridional del Mediterráneo. Justo lo que todos nos desaconsejaban. Yo no se por qué la gente desaconseja tantas cosas.

No he parado el motor por los problemas al arranque, pero sin embargo, lo he puesto en punto muerto y hemos navegado a vela durante horas. Seguimos haciéndolo. En realidad, el motor nos proporciona medio nudo más del que estamos haciendo, y merece la pena descansar de tanto ruido.

Para comer, Juan se ha preparado un plato alto en colesterol que consistía en dos huevos fritos, jamón frito, patatas fritas y lomo de cerdo. El momento ha sido tan oportuno, que se ha ganado un puesto entre los chefs…

Estamos a 266 millas de Ibiza, pero no vamos a rumbo directo. Ahora el viento nos entraría justo en la popa, y preferimos navegar a un largo, pues vamos más deprisa, más estables y eso nos gusta. Ya traslucharemos y haremos otro bordo si es que el viento no contrarrola (que es lo que yo sospecho que pasará).

Andrés se despierta sobresaltado cada vez que ocurre algo. Si paro motor, se despierta sobresaltado, si una ola tira cuatro cacharros al fregadero, se despierta sobresaltado, si una ola da de costado, se despierta sobresaltado… se nota que lleva mucha carga a sus espaldas, pero todo está saliendo bien al fin y al cabo y pronto se verá al frente de un barcazo en sus conocidas aguas de Ibiza y Formentera, orgulloso de todo el esfuerzo que ha invertido en este proyecto. Y yo me alegraré mucho cuando lo vea.

Ya sabes que tengo por norma no bajar de 6 nudos en mis travesías largas si los medios a mi alcance lo permiten. En estos momentos hacemos 7,3 nudos. Con el motor ganaríamos más de un nudo, pero a mi no me preocupa, así que no seré yo quien diga nada.

Poco a poco nos alejamos de Túnez y nuestro rumbo apunta directamente a la zona de Baleares.

Puesto que el mar entra ahora por la aleta, el barco pega bandazos y todo vuela sobre las repisas.

A media mañana hemos quitado el toldo y nos hemos tumbado al sol. En mis ojos cerrados, una cortina de color rojo claro representaba mis párpados. Un profundo olor a mar, a alta mar, está ya instalado en mi pituitaria. El sonido de la madera y de las olas y de las velas, interrumpido muy de vez en cuando por algún comentario de mis compañeros a cerca del rumbo o de la velocidad era lo que habitaba mis oidos.

Las manos las tenía cruzadas sobre mi pecho y las piernas algo más elevadas que el tronco, descansaban sobre un altillo en la cubierta del Octopus. Un cojín bajo mi cabezota. Voy bien abrigado, por lo que no sentía sensación de frío. Todo estaba donde tenía que estar, todo en su sitio. Y he sentido, por primera vez en el 2011, que estaba expuesto a los primeros soles de la primavera, el primer sol tibio que te permite estar a gusto a la intemperie. El primer sol del año. Está bonito escribir sensaciones, pues más tarde se reviven cuando se leen, e incluso se pueden contagiar, con un poco de suerte, a las personas que lo leen desde otro lugar. Espero que lo puedas disfrutar como yo he hecho.

16.- Noche mágica (Andrés)

publicado a la‎(s)‎ 8 mar. 2011 15:47 por Israel Cabrera   [ actualizado el 8 mar. 2011 15:48 ]

Lunes 7 de marzo de 2011, HRB 4.35h Andres

 

Es una noche magica, cielo y mar se han unido como si no existiera el horizonte. Millones de estrellas iluminan el agua, ahora totalmente calmada. Pero estas estrellas a diferencia de las celestes tienen vida propia. Se trata de diminutos organismos fotoluminiscentes, que al paso de la proa y pidiendo que no les pasen por encima se iluminan de tal manera que encienden las olas y dejan ver claramente sus contornos mientras se alejan del barco, espectacular. Tambien el barbiquejo del baupres al hacer contacto con la superficie, hace saltar decenas de ellos y da la impresión de que el barco esta realizando una soldadura con el mar. Igual, es eso lo que este barco necesitaba. Una union mas estrecha con las olas.

Al poco de estar David y yo alucinando con el espectáculo, han aparecido por la proa y en la distancia dos haces de luz como dos torpedos en direccion al barco, sobresaltados nos hemos acercado para ver que estaba pasando. Y en un instante , esos torpedos, a punto de colisionar con la proa han girado 180 grados para seguir la estela y deslizarse de una banda a otra para jugar con la estela. Dos delfines listados estaban en nuestra proa y de repente otro y luego otro mas. En una noche cerrada como esta, sin luna, se les podia ver en la distancia, iluminadas sus formas y la estela que creaban a su paso de un color verde brillante. Hemos flipado.

Los delfines han estado con nosotros media hora. Esta guardia esta dando para mucho, pues con el mar tan calmado te da para hacer cosas que normalmente no podrias. Hemos aprovechado la tecnología para reconocer estrellas. Tengo en el portátil un programa muy bueno, llamado estelarium, que te recrea el cielo nocturno alla donde te encuentres. Y con su ayuda hemos podido reconocer muchas de las estrellas y constelaciones tantas veces oidas y utilizadas en clases de Navegación….Castor y pólux se encontraban por nuestra proa y muy cerca del horizonte, sobre nosotros Arcturus y a estribor Deneb y la constelación del cisne.

Hemos puesto rumbo directo a Ibiza, naveagamos a 8 nudos y según los calculos del GPS podriamos estar divisando tierra en 48 horas. No hemos podido recibir ningun dato de meteo en 48 horas asi que de los que disponemos estan ya un poco desfasados. Vuelvo a cubierta para seguir la guardia.

15.- Sigue la travesía (Andrés)

publicado a la‎(s)‎ 8 mar. 2011 15:45 por Israel Cabrera   [ actualizado el 8 mar. 2011 15:47 ]

Domingo 6 de marzo de 2011, HRB 22.25h Andres

Se acaba un dia de muy buen tiempo, hasta ahora tal y como decian las previsiones. El viento sigue soplando NW. Pero según estas mismas previsiones, rolara a N esta madrugada. A partir de mañana ya no tenemos muy claro lo que nos encontraremos, esperamos recibir algun parte pronto, pues estamos ya casi varando en Tunez.

Mientras escribo estoy acabando la cena, un par de salchichas Sicilianas con una ensalada de lujo. Las salchichas estan demasiado especiadas para mi gusto, prefiero las de mi tierra. Creo muchas veces la añoranza por tu tierra empieza por la comida…y a mi me pasa factura.

La pesca de momento nada. Hemos cambiado los pulpitos made un china por unos pececillos made in Korea, pero nada. Sera que asiaticos en el mediterraneo no son bien recibidos por las especies locales.

Israel y Juan estan ahora en la guardia de noche. Isra, enfundado en un pasamontañas a lo kale borroca, devorando su libro y Juan a la caña. A mi y a David hoy nos toca la guardia de 2 a 6, asi que creo que me voy a dar una cabezada y estar fresco.

14.- Estofado de pollo

publicado a la‎(s)‎ 8 mar. 2011 15:44 por Israel Cabrera   [ actualizado el 8 mar. 2011 15:45 ]

Domingo 6 de marzo de 2011 HRB 2114 Israel.

Tenemos la costa de Túnez a escasas millas por babor. Se ven las luces más intensas de los pueblos. Nos hemos cruzado con un buque que llevaba luces verde-blanca en el tope y navegación. Si no me falla la memoria es un barco pescando al arrastre.

Hemos cenado, al menos Juan y yo, un platito de salchichas con puré de patata. La verdad es que no vivimos mal. Odio vivir mal a bordo. La gente “se apaña con lo que sea” y malvive cuando debería ser todo lo contrario. A mi me gusta tomarme mi tiempo para cocinar, preparar alguna cosa rica y no estar deseando llegar para comer algo caliente. Por supuesto, lo he hecho en otras ocasiones, incluso he navegado sin comida ni agua alguna vez, pero normalmente me gusta currarme cierto bienestar. Lo mismo me pasa con la cama.

Hoy tengo 6 horas seguidas de guardia y apenas llevo hora y media. Esto es la muerte en pastillas.

La convivencia a bordo es espectacular. La gente recoge más de lo que mancha, no hay pesados, ciertas dosis de buen humor, todos muy profesionales, colaborando… vamos todo muy bien. Además llevamos una especie de “concurso de cocina” bastante productivo. Yo me he currado hasta un cocido, aunque el puto Andrés ha preparado un estofado de pollo que me calla la boca, la verdad sea dicha.

Y así van pasando las horas… como no hagamos un bordo pronto vamos a acabar varados en alguna playa de Túnez o Argelia, y si no al tiempo…

Acabamos de arreglar la radio, que no funcionaba. Una Sony del año la pera.

13.- Por aguas tunecinas

publicado a la‎(s)‎ 8 mar. 2011 15:43 por Israel Cabrera   [ actualizado el 8 mar. 2011 15:44 ]

Domingo 6 de marzo de 2011 HRB 17:11 Israel

Antes no he comentado que nos han visitado delfines de nuevo. Estamos navegando aguas Tunecinas. Creo que ya ha terminado el conflicto en Túnez, pero bueno, te todos modos no tenemos previsto parar en ningún sitio. En cualquier caso, estamos yendo hacia la isla tunecina de Le Galité, en el puto medio del mar.

Hemos echado dos curricanes baratos por la popa y los hemos apañado con unos gatos elásticos para que nos chive si pican, pero no pican. Llevo meses sin pescar nada, debe ser que no tengo ni idea. De cebo van dos pulpitos de goma made in China.

Para comer, Andrés se ha currado un pedazo de “estofado de pollo” de los que no olvidaré nunca. Buenísimo.

Hace buen tiempo, soleado, vientos frescos del NW y navegamos con todo el trapo aunque rizado por el problema de la jarcia, a 6,8 nudos. Esto es un tragamillas.

Me gusta la quilla corrida. Evita los pantocazos muchísimo. El barco, además, pesa 30 toneladas, y se nota mucho en el mar también, aunque hemos embarcado alguna que otra ola en los peores momentos.

El agua entraba entre el casco y la cubierta y recorría lentamente los asideros para caer, a gotas, donde dios quería. A cinco centímetros de mi mano izquierda, al lado del ordenador, he tenido que poner un trapo para evitar salpicaduras. El ordenador temblaba. Pero ahora todo es más apacible. Llevamos una escora de unos 12º y estamos navegando unos 30º más al sur que nuestro rumbo ideal, pero el viento obliga. Antes de estrellarnos contra Túnez tomaremos un bordo que nos acercará a Cerdeña.

Nos gustaría poder consultar la meteo en las proximidades de Cerdeña, pues el paso del Canal de la Mancha en esta época del año se puede complicar muchísimo.

Llevamos prisa de todos modos, pero es mejor no hacer tontunas.

A ver si puedo sacar una imagen del plotter de mi ordenador. Dispongo de mi ordenata, un Toshiba NB200 que pesa un kilo. Lo llevo conectado a la toma de 12 V con un conversor Trust caro pero bueno. Me conecto a internet, cuando puedo a través de mi móvil, un iPhone 3GS que me saca de muchísimos apuros. Y llevo un GPS Nokia Bluetooth de 70 € que utilizo con un software viejísimo pero bueno llamado C-Map ECS. Tengo otros softwares de navegación, pero no se cómo coño meter cartografía buena, pues tengo todas las cartas de España escaneadas en algún directorio, pero no puedo meterlas más que en un programa que se llama ni me acuerdo, más malo que la quina.

Con este equipo electrónico he navegado por medio mediterráneo, por el Atlántico occidental, por Francia, por Portugal, Marruecos… y sin problemas. Además es ligero.

Por cierto, puestos a dar marcas, en el iPhone tengo un sofware de Navionics que va de lujo. Para mi, Internet y el iPhone son los inventos del siglo.

Estoy leyendo “La mujer que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina”. Es la segunda parte de Millenium. Buenísimo. La primera parte la leí en tres días en la travesía de 1.500 millas rodeando la península desde Francia, hace ahora un año. Me encantó, no me extraña que sea un best seller.

Bueno, después de esta cuña publicitaria, sólo me queda recomendar la ropa térmica de Decathlon, buena, bonita y barata. Volvemos en 3 minutos tic-tac-tic-tac…

12.- Empiezan los problemas

publicado a la‎(s)‎ 8 mar. 2011 15:42 por Israel Cabrera   [ actualizado el 8 mar. 2011 15:42 ]

Domingo 6 de marzo de 2011, HRB 1316 Israel

Por fin, Andrés se ha decidido a preparar su anunciado “estofado de pollo”. Dice que es posible que no le salga bien porque no tiene laurel. Yo le propongo volver a tierra a por ello, pero parece que el laurel no es tan importante.

Hemos tenido un pequeño percance con el enrollador del génova. El cabo se ha salido de su guía y ha dado varias vueltas alrededor del estay. Solucionado.

Hemos tenido un gran “aviso de percance”: el palo, a partir de la segunda cruceta, se va a sotavento de tal manera, que hemos tenido que rizar el génova a rabiar. He pasado cierto miedo. Me cuentan que con la trinqueta, aparejada en la segunda cruceta, el palo también pilla una torsión muy preocupante hacia proa, lo cual también me preocupa aunque algo menos. Debe ser porque no lo he visto con mis propios ojos.

Después de comer vamos a probar todos los rumbos con todas las velas y ajustaremos la jarcia fija. Todos estamos de acuerdo en que no es bueno partir un palo. Y eso que David, con su padre, ya partieron uno en un Jeanneau 47. A mi personalmente nunca me ha ocurrido eso. He roto obenques, velas, motores, cascos… pero palos…

Por cierto, desde las 6AM a las 12AM he dormido bastante bien. Bueno, un poquitín jodido pues el barco está amurado a estribor y mi litera está en la amura de estribor, con lo que si me despisto, me caigo de la cama, pero bueno, me he acostumbrado y son males menores.

11.- Reflexiones de Andrés

publicado a la‎(s)‎ 8 mar. 2011 15:39 por Israel Cabrera   [ actualizado el 8 mar. 2011 15:41 ]

Domingo 6 de marzo de 2011, HRB 06:56 Andres

 

Nos encontramos en situación 38º1,39’ N, 011º33,86’E, hace ya un rato largo empezó mi guardia después de unas horas de sueño reparador. Seguimos con viento de proa de alrededor de 15 nudos que nos obligan a ceñir y no seguir el rumbo deseado. Llevamos foque y mesana arriba y mayor con tres rizos, de momento. Con este viento podríamos izar mayor, pero ayer se partieron dos patines y estamos esperando a que estemos todos despiertos y  con ganas para cambiarlos.

De momento soy el único en vigilia, y por la aleta de babor se dejan ver los primeros rayos de luz. Es un amanecer precioso, pues el sol se deja ver poco a poco entre varias nubes que parecen no querer dejarle ser protagonista. Pero, hoy es su día. Saco algunas fotos para no perder nunca este momento. Me fijo atentamente y todavía puedo ver en la distancia, las ultimas peñas de Sicilia. Y me entra la sensación de que una etapa nueva comienza. Dejo atrás un mes de alegrías y sinsabores, en los cuales he conocido a gente realmente maravillosa, y  he aprendido duras lecciones. Sicilia quedara en mi recuerdo durante muchos, muchos años.

Ahora de nuevo echo la vista adelante, todavía quedan muchas millas por recorrer…

1-10 of 20