16.- Noche mágica (Andrés)

publicado a la‎(s)‎ 8 mar. 2011 15:47 por Israel Cabrera   [ actualizado el 8 mar. 2011 15:48 ]

Lunes 7 de marzo de 2011, HRB 4.35h Andres

 

Es una noche magica, cielo y mar se han unido como si no existiera el horizonte. Millones de estrellas iluminan el agua, ahora totalmente calmada. Pero estas estrellas a diferencia de las celestes tienen vida propia. Se trata de diminutos organismos fotoluminiscentes, que al paso de la proa y pidiendo que no les pasen por encima se iluminan de tal manera que encienden las olas y dejan ver claramente sus contornos mientras se alejan del barco, espectacular. Tambien el barbiquejo del baupres al hacer contacto con la superficie, hace saltar decenas de ellos y da la impresión de que el barco esta realizando una soldadura con el mar. Igual, es eso lo que este barco necesitaba. Una union mas estrecha con las olas.

Al poco de estar David y yo alucinando con el espectáculo, han aparecido por la proa y en la distancia dos haces de luz como dos torpedos en direccion al barco, sobresaltados nos hemos acercado para ver que estaba pasando. Y en un instante , esos torpedos, a punto de colisionar con la proa han girado 180 grados para seguir la estela y deslizarse de una banda a otra para jugar con la estela. Dos delfines listados estaban en nuestra proa y de repente otro y luego otro mas. En una noche cerrada como esta, sin luna, se les podia ver en la distancia, iluminadas sus formas y la estela que creaban a su paso de un color verde brillante. Hemos flipado.

Los delfines han estado con nosotros media hora. Esta guardia esta dando para mucho, pues con el mar tan calmado te da para hacer cosas que normalmente no podrias. Hemos aprovechado la tecnología para reconocer estrellas. Tengo en el portátil un programa muy bueno, llamado estelarium, que te recrea el cielo nocturno alla donde te encuentres. Y con su ayuda hemos podido reconocer muchas de las estrellas y constelaciones tantas veces oidas y utilizadas en clases de Navegación….Castor y pólux se encontraban por nuestra proa y muy cerca del horizonte, sobre nosotros Arcturus y a estribor Deneb y la constelación del cisne.

Hemos puesto rumbo directo a Ibiza, naveagamos a 8 nudos y según los calculos del GPS podriamos estar divisando tierra en 48 horas. No hemos podido recibir ningun dato de meteo en 48 horas asi que de los que disponemos estan ya un poco desfasados. Vuelvo a cubierta para seguir la guardia.

Comments