20.- Llegamos a Mallorca

publicado a la‎(s)‎ 8 mar. 2011 16:00 por Israel Cabrera   [ actualizado el 8 mar. 2011 16:01 ]

Martes, 8 de marzo de 2011. HRB 2013. Israel

A través del teléfono Thuraya hemos contactado con mi amigo Max para que nos informara de las previsiones del tiempo para la zona que navegábamos. 40 nudos durante los próximos tres días.

Como el temporal lo llevamos de popa, hacemos velocidades impensables.

Hace diez minutos he puesto este trasto a 15,1 nudos. Si me lo cuentan, no me lo creo.

Nuestra última desgracia es que habíamos atado como pudimos la vela mayor al palo con la driza del spinnaker y esta se ha soltado. Ahora va colgando de banda a banda, pero no nos importa. Vuelve a ser noche cerrada y ya estamos enfilando el canal entre Mallorca y Cabrera.

La dueña del barco nos ha dicho que nos invita a una noche de hotel bueno en Mallorca, creo que va a ser lo mejor que me ha pasado en la vida.

Acabo de dejar mi guardia en manos de Juan, y luego nos toca a ambos cuatro horas más, por lo que estimamos llegar ya a puerto, con nuestro maltrecho cascarón, nuestros doloridos huesos y nuestras ropas mojadas.

El temporal aquí en Mallorca se deja notar con olas de más de 4 metros, aunque nada comparado a lo de esta mañana. Creo que el mal de tierra va a ser de escándalo.

He podido hablar al fin con Paul un par de minutos. Estaba preocupado.

A media tarde nos han llamado de Salvamento Marítimo Italia y después de Salvamento Marítimo España. Resulta que la madre de Andrés también estaba preocupada y ha movido Roma con Santiago para localizarnos vivos. No hay nada como una madre. Un besito muy cariñoso para la mía que ya me falta hace 8 años casi pero viene siempre conmigo, en mi corazón.

El caso es que tenemos que avisar a Salvamento Marítimo de que ya estamos casi casi costeando Mallorca para que no hagan ningún despliegue de medios.

Aquí vamos a reparar la jarcia, el motor de arranque, las velas, el escotero de mayor, los pasamanos, y poco más, pero igual nos detiene unos días este temporal que estamos viviendo.

Yo pienso que deberíamos seguir ya hasta Ibiza, distante de nosotros unas 80 millas, pero la tripu está ya más que cansada y Juan se niega en redondo. No me extraña.

Dentro de poco entraremos en cobertura Movistar. Podré leer mis correos, publicar este diario y llamar a mis queridos seres queridos. Ya va siendo hora…

Puesto que no tenemos cartografía de la zona, voy a utilizar el iPhone para ver por dónde vamos. Un abrazo y hasta ahora.

Comments