6.- Todo preparado...

publicado a la‎(s)‎ 5 mar. 2011 1:23 por Israel Cabrera   [ actualizado el 5 mar. 2011 3:18 ]
Se que han sido días sin actualizar la bitácora desde la última vez.
En este tiempo, se han hecho muchas cosas, entre ellas, la formalización de la compra del "Octopus C".
Yo me marché a Valencia, participé en la Regata del Golfo, hice mi curso de Navegación en solitario, y volví a Sicilia.

Andrés ya se había trasladado al barco a vivir, había puesto orden en las herramientas, había seguido el proceso de compra-venta (al ser un barco extranjero y una transacción entre personas de distintos países, la cosa se complica un poco siempre), se han reparado algunas cosas de última hora, hemos esperado a que pasaran las borrascas tremendas que han azotado la zona y tenemos todo preparado para salir...
O eso creíamos...
El jueves 2 de marzo salimos de Termini rumbo a Ibiza.
Salimos sin piloto automático, pero ahora somos 4 jinetes del apocalipsis los que vamos a bordo:
Andrés Nako: el futuro patrón de este barco. Amigo y compañero del Instituto Marítimo Pesquero.
David Mora: un crack del espectáculo, patrón de altura y un verdadero experto en comida al microondas.
Juan: rastafari bueno bueno, monitor de vela y amigo íntimo de Andrés, y
Yo: el humilde escritor de estas líneas.
Bueno, como decíamos... todo estaba claro. Habíamos reparado todo lo importante para nuestra travesía, la meteo acompañaba, teníamos los tambuchos llenos de zampa y nos disponíamos a atravesar medio mediterráneo sin escalas.

Nos levantamos al amanecer, soltamos amarras y nos echamos a la mar.
Izamos velas, deshicimos los entuertos de la jarcia de labor, comenzamos a revisar todos los puntos críticos del barco y adivina qué pasó...
Efectivamente, teníamos que volver a puerto: la inversora estaba goteando un aceite rosaceo mezclado con agua. Había que volver así que pusimos rumbo a tierra y nos metimos en el puerto de Palermo.
A partir de ahí fue un reparar y reparar sin parar. Desmontamos los WC que estaban atascados, conectamos un repetidor de radar bajo cubierta, nos deshicimos de mucho cableado inutil, reparamos el piloto automático, reparamos la inversora, un manguito de gasoil que goteaba, desmontamos los inodoros,
limpiamos las bombas, cambiamos los tubos, reorganizamos la electrónica, hicimos muchas otras cosas de las que ya no me acuerdo, y en estos momentos escribo desde la bocana de Palermo.
Volvemos a estar rumbo a Ibiza. Llevará unas 5 singladuras.
Una singladura es una jornada de navegación que comienza a las 12:00 del medio día y son las 11:15.
Las previsiones meteorológicas son buenas durante los primeros días y se ponen algo más farrucas durante nuestro tercer día de navegación.
Pensamos ir del tirón, con rumbo cercano a 275º hacia Ibiza raspando Cerdeña. Nuestra idea es no parar.

Tenemos las guardias pensadas, escritas y sorteadas. Ahora está Andrés, luego va Juan, luego iré yo...
Un recuerdo muy especial a Claudia Vitale y a Carlotta, dos bellezas que prepararon una pedazo de fiesta sorpresa el día de mi cumpleaños, hace 5 días. Dejamos buenos amigos y buenos recuerdos en esta ciudad de Palermo, donde "A casa di amici" ha sido nuestro hogar. Si algún día vienes por aquí, no te alojes en otro sitio.

David ya está relatando, en italiano inventado, la travesía que acaba de empezar. Esperemos que este sea el intento definitivo, pues hasta ahora todo eran problemas.
Seguiremos informando. Gracias por leernos.
Comments