Oferta #mdv 1‎ > ‎

Oferta #mdv 1

publicado a la‎(s)‎ 24 feb. 2017 10:15 por Israel Cabrera   [ actualizado el 30 mar. 2017 12:37 ]

¿QUIERES AHORRAR MUCHA PASTA VISITANDO IBIZA Y FORMENTERA?

HAZLO EN VELERO

Visualiza al becario en la pensión más barata de la Isla de Ibiza, en pleno corazón de Sant Antoni de Portmany. Es agosto y está sudando. Al no haber ventana, el zumbido del filamento de la bombilla le taladra la cabeza.

Acaba de pagar 110 € para pasar la noche y ahora se dispone a bajar a malcomer en cualquier antro por un mínimo de 25 € si es que su salud le importa un pito.

Se da prisa. Aunque ha alquilado una motillo por 45 € diarios, sabe que hay un atasco terrible para visitar cualquiera de las maravillosas calas de la Isla.

A estas alturas de la semana, sabe que se va a perder la isla de Formentera. Aunque el ferry sale a 50 € ni siquiera ha visitado los rincones de la bahía donde se aloja.

Pese a llevar la camisa sudada, intenta relajarse observando los barcos fondeados. Se queda con cara de gilipollas y le miran desde uno de los barcos. Si le tocase la lotería...

Pica algo: 20 €. En vez de cenar, engulle un bocata y sale a pagar 18 € por cada refresco que tome en cualquiera de los sitios de moda. Dos cubatas. 36 € más.

Mira a su alrededor: todo el mundo es guapísimo. Todos menos él, así que se come un roscón de reyes y vuelta a la pensión de mala muerte. ¿Por qué no abría el libro de inglés cuando iba al cole?

Como no ha desayunado ni ha repostado la moto, ha sido un día económico. Ha pulido 305 €. Aún le quedan 6 días. Va a tener que controlar: aunque el inglés no le interesaba, las matemáticas le abren los ojos: a ese ritmo la semana, sin desayunar ni cenar, le va a salir en 2.150 € más el avión. Con lo que cuesta ganarlo... --------------->>

Alquiler barco entero


Alquiler plazas sueltas




El Becario a Bordo

Ahora visualiza al becario de nuevo. Sigue siendo agosto. Abre los ojos y se asoma por la escotilla de su camarote. Ayer la noche fue especialmente estrellada, pero descubre ahora que está flotando sobre las azules aguas de la Isla Conejera. La paz de este Parque Natural contrasta con los bloques de edificios de Sant Antoni de Portmany, que divisa al fondo.

Huele a café, así que se calza su bañador y no pilla ni las chanclas. Se asoma por la popa y se pega un baño con los cientos de peces de colores que le rodean. La gente se va levantando poco a poco mientras el becario toma el sol de la mañana y desayuna en la bañera.

Hay uno con la camisa sudada mirando agilipollado desde la playa. Carece de importancia. En el yate de al lado desayuna Zidanne.

Parece que se levanta cierta brisa, con lo que el patrón del barco les sugiere  levar ancla, izar velas y navegar hasta uno de los rincones más maravillosos de la Isla de Ibiza, la cala de Ses Margárides. Como no hay acceso por tierra tampoco hay ningún turista. Están en sus motos intentando acceder a alguna otra de las maravillosas calas de la isla. El becario nada y hace un rato de snorkel y kayak. Es increíble, nunca había visto agua tan transparente.

La comida está casi lista. Rape con gambas a la marinera. Mientras se prepara, qué menos que unas cervecitas en la proa, algo de picar y un poco de música?

A estas alturas no sabe ni qué día es hoy. Se echa una pequeña siesta y se despierta rumbo a Formentera. La gente está contando algunos chistes de la década pasada mientras un par de tripulantes y el patrón están picados en regata amistosa con otro velero que divisa por estribor.

Ambos patrones son amigos, así que, por radio, quedan en interrumpir la travesía en la Isla de Espalmador. Esa noche, después de cenar, van a bajar ambas tripulaciones con unas cervecitas y la guitarra hasta esa playa desierta mientras saltan en el cielo las estrellas fugaces como cigarras en un trigal.

¿Y dónde está su cartera? ¿qué mas da? en Espalmador no hay bares! Ni tiendas! Mejor se relaja hasta mañana que visiten alguno de los fabulosos chiringuitos de Cala Saona o algún mercadillo de los pocos hippies que aún quedan por Formentera.

¿En cuánto le ha salido el día? Pues incluyendo todo han sido 140 €, pues pilló la opción de todo incluído en el precio con lo que a los 110 € del barco, suma 30 € de comida y bebida. Redondo, no? El año que viene, reservará dos semanas de velero!

¿Cómo? Si encima le regalan 50 € de promoción por darle a "Me gusta" y reservar en este mes con el código "mdv"!

Vaya bola! Este verano al becario la va a sobrar la pasta!

Escribe a info@dominaelmar.com y embarca tú también
Comments